Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly. Update my browser now

×

Close

Search

Historias de éxito en nuestra red de franquicias

Una selección de casos prácticos de nuestras franquicias asociadas

Podríamos decirte que invertir con nosotros merece la pena y que sería una buena oportunidad, pero, en realidad, las historias de éxito de nuestros franquiciados hablan por sí solas. Por ello, los hemos reunido aquí para que puedan escuchar de las personas y franquicias que han seguido nuestra palabra y ahora dirigen sus propios centros prósperos.

 

Mabel

Mabel García de Angel

Franquiciada para Colombia

 

 

“En este momento tenemos 15 centros repartidos en 4 ciudades con un número aproximado de 300 matrículas mensuales…

La marca y el método didáctico de Wall Street English llegó a Colombia en 1997, en forma de contrato de franquicias. Desde entonces, el negocio en Colombia ha ido creciendo de manera constante. He sido testigo del método más eficaz para enseñar inglés, el cual he podido comprobar tras ver los resultados que logran nuestros alumnos. Wall Street English International ha sido un asociado fundamental en nuestro desarrollo. Su compromiso, conocimientos, innovación constante y comunicación transparente son características que han conducido a un modelo de éxito y a una relación muy positiva.”

Michel LeQuellec

Franquiciado para Vietnam

“Antiguamente trabajaba como banquero particular para Citibank y Standard Chartered y tenía intención de emprender mi propio negocio…

Escogí Wall Street English porque me quedé impresionado con el enfoque de aprendizaje Blended Learning y el hecho de que todas las partes del negocio estuvieran calculadas, como en un banco. El método en sí ofrece flexibilidad para adultos que disponen de poco tiempo libre, además de garantizar resultados. Nuestro equipo docente puede ver el progreso en el estudio específico de cada alumno y centrarse así en conseguir los objetivos individuales de cada persona. Por esta razón, el concepto funciona tan bien: un producto que satisface las necesidades y horarios de nuestros clientes.

Me di cuenta de que se trataba de un concepto sólido de negocio y decidí comprar una franquicia para abrir inicialmente en Tailandia. Más tarde, también me involucré en la apertura de franquicias Wall Street English en Indonesia y Hong Kong, y, ahora, me dedico a establecer un negocio en Vietnam. Tres años después, ¡ya contamos con 7.000 alumnos en cuatro centros, y esperamos abrir hasta 10 y recibir a 20.000 alumnos en los próximos 3 años!

Estoy convencido de este proyecto, ya que Wall Street English sigue creciendo y mejorando. Nosotros estamos perfeccionando todo nuestro producto base, pondremos en marcha elementos digitales adicionales y seguiremos ampliando la variedad de productos que ofertamos.”

Natanael Wright

Franquiciado para Francia

“En 1983, mi padre firmó su primer acuerdo de franquicia fuera del país en el que se originaría, Italia. Se convirtió en el franquiciado para Francia. Ahora tenemos 50 academias…

10 años después de que mi padre firmara el acuerdo de franquicias sólo tenía dos academias, y me llamó para que me pusiera al mando. Una de mis decisiones iniciales fue reenfocar de manera drástica el concepto de franquicia. Soy un desarrollador, no un creador como lo fue mi padre, y el negocio de las franquicias se me daba bien: había un concepto sólido y un método que cosechaba resultados de los que no me tendría que ocupar.

En menos de 10 años nos convertimos en la mayor red academias de inglés en Francia con diferencia, y nuestra marca es sin duda la más conocida. Me gusta mirar atrás y recordar esta historia. Dos maneras de ver las cosas. Dos opciones para un negocio sólido:

1. Crea tu propio negocio y concepto con un índice de éxito del 20% o
2. Adopta el concepto de otra persona y céntrate en su desarrollo

Yo escogí el segundo. Ahora tenemos 50 academias en Francia y un negocio de 36 millones de euros.”

Gary Bellamy

Subfranquiciado para Portugal

“Me llamo Gary Bellamy y tengo 63 años. Solía ser chófer en Inglaterra y trabajé para Pearson PLC; de hecho, llevaba como pasajera a la que era directora general por aquel entonces, Marjorie Scardino…

Ella sabía que yo estaba ansiosa por superarme cada vez más, y, cuando Pearson adquirió el Wall Street Institute, ella me animó a barajar la posibilidad de convertirme en franquiciada. Portugal siempre ha estado en mi corazón desde el principio de mis numerosas visitas en 1975, y siempre soñaba con disfrutar de mi jubilación aquí algún día.

Tras varias reuniones me ofrecieron la franquicia para Setúbal, cuyo centro abrimos el 2 de enero de 2012. Todo salió bien porque tuve que trasladarme a un espacio más grande en octubre de 2015. Me surgió otra oportunidad de abrir un nuevo centro en Évora, una ciudad universitaria a 85 kilómetros del este de Setúbal. Me complace decir que abrí un nuevo centro allí el 3 de septiembre de 2016. De modo que, mientras me bebo mi café, miro al mar y reflexiono sobre todo lo que ha pasado en poco más de 5 años y me parece sorprendente, como si estuviera viviendo un sueño.

Todo esto no habría sido posible sin el apoyo de Darren Swan y todo su equipo en WSE Portugal. La población aquí en Portugal es de 11 millones de habitantes, donde tenemos abiertos 34 centros Wall Street English; nos gusta pensar que somos una gran familia. El apoyo, asesoramiento y, sobre todo, la formación continúa que recibimos de WSE Portugal es de primera, y también resulta muy alentador el hecho de poder confiar en la ayuda y consejo de otros franquiciados si lo necesito.

Te encontrarás con un montón de aspectos positivos en la gestión de un centro Wall Street English, pero, a mí personalmente, me encanta el aspecto social de los centros, y, de hecho, ¡soy yo quien entrega los Social Clubs! Siempre estoy pensando en diferentes ideas que animen a los alumnos a venir a mis centros más a menudo a conversar con otros alumnos en inglés. Para mí, mis centros son un gran Social Club donde también se puede aprender. No hay nada más gratificante para mí que ver a alumnos que empezaron el curso con poco o ningún nivel de inglés conversar conmigo y con otros en inglés en tan poco tiempo (incluso con algo de jerga rimada cockney).

Todos los que formamos la familia Wall Street English estamos emocionados por la implementación integral del nuevo curso principal en Portugal a finales del primer cuatrimestre de 2017. Este es un paso muy importante, y, al menos para mí, el futuro no podría ser más prometedor.

Portugal es ahora mi hogar. Me encanta vivir aquí. Sin embargo, no creo que vivir aquí supusiese lo mismo si no gestionara y trabajara en mis centros, algo que me encanta.

Mis amigos más cercanos en Reino Unido, te dirían (lo sé) que una de mis frases favoritas es “La vida es maravillosa”. Creo en ello sinceramente. A pesar de las cosas crueles que nos pueden pasar a cualquiera, y tengo una larga lista de experiencias, puedo decir con total franqueza que en este momento la vida me parece maravillosa.”